El empoderamiento económico de las mujeres, tema principal de análisis en el XIII Encuentro Internacional de Estadísticas de Género

Octubre 9, 2012  |  Sección: Artículos de interés

Compartir en Facebook

Especialistas de 22 países se reúnen para analizar el uso y generación de estadísticas con enfoque de género que permitan generar políticas públicas que fomenten el empoderamiento económico de las mujeres.

Aguascalientes, México, 8 de octubre de 2012. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, (CEPAL), y la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU MUJERES), inauguraron el XIII Encuentro Internacional de Estadísticas de Género.

En el acto inaugural Eduardo Sojo Garza Aldape, Presidente del INEGI, resaltó que en los últimos años, las estadísticas con enfoque de género han sido vitales para aterrizar muchos proyectos, así como generar información para la realización y seguimiento de las políticas públicas.

El objetivo del Encuentro es integrar la perspectiva de género en todas las herramientas de la producción y análisis estadístico, con lo que se contribuirá a visualizar las necesidades de las mujeres para la formulación, presupuestación, seguimiento y evaluación de las políticas públicas.

El XIII Encuentro busca generar la reflexión, compartir buenas prácticas, crear redes y comunidad de ideas que permitan acelerar el paso para que las estadísticas de género sirvan para dar sustento a las acciones del Estado en materia de igualdad entre hombres y mujeres.

El evento reúne a representantes de las oficinas de estadísticas a nivel regional, a responsables de generar políticas públicas, a la academia y a organismos interesados en promover el desarrollo estadístico con perspectiva de género en el que participan 22 países, entre los que se encuentran Cuba, República Dominicana, Cuba, República Dominicana, Francia, Alemania, Paraguay, Brasil, Colombia, Guatemala, Ecuador, Uruguay, Costa Rica, Honduras y Estados Unidos.

Eduardo Sojo mencionó que anteriormente no se medía el auto consumo de servicios, pero ahora, gracias a que el INEGI ya cuenta con autonomía, trabaja en la Cuenta Satélite que mide el trabajo no remunerado, y que en el caso de México, es hecho por el 80% de las mujeres.

Comentó que otro ejemplo de esfuerzo que realiza el INEGI en materia de género, es la medición de la violencia contra las mujeres, que en el caso particular de México son las Encuestas Nacionales de La Dinámica de las Relaciones en los Hogares, que permiten adentrarse en este rubro, vital para el bienestar de las sociedades y de los hogares, y así poder tomar decisiones de política pública.

Resaltó que, otra de las Encuestas que el INEGI ha hecho en este esfuerzo por seguir cumpliendo con las metas en materia de igualdad de género, es la de Economía del Cuidado.

“Y un esfuerzo en esta materia, que en el caso de nuestro país, estamos haciendo en el INEGI, para medir las condiciones laborales y la atención y el cuidado, todo lo que ahora se denomina la Economía del Cuidado, lo cual nos va a permitir entender cómo adentrarnos a las necesidades y a las limitaciones que tiene que ver con combinar dos actividades que son fundamentales, la parte laboral, y la parte del cuidado”, señaló Eduardo Sojo.

Indicó también, que dicha encuesta va a dar mucha información sobre un tema de particular interés en México, que es el de las y los jóvenes que no estudian ni trabajan, y en donde una buena parte de este grupo, son mujeres que están precisamente en el hogar, atendiendo el trabajo de cuidado.

Por su parte, Ana Güezmes, Representante en México de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), resaltó que el logro de la autonomía económica para las mujeres es central e implica la capacidad de generar ingresos y recursos propios a partir del acceso al trabajo remunerado en igualdad de condiciones que los hombres.

De igual forma, destacó el interés de ONU Mujeres por trabajar con los Estados Miembro de las Naciones Unidas en hacer avanzar las oportunidades y los derechos económicos de las mujeres, incluyendo el acceso al trabajo decente, a medios de vida sostenibles, a la protección social, a los derechos al crédito, a la tierra y la herencia, al reconocimiento del trabajo no remunerado y el desarrollo de políticas de cuidado y resaltó que “en el contexto actual de crisis económica mundial, lo que se necesita es una amplia promoción del empleo y sobre todo de mejores políticas de empleo, porque es el eslabón que vincula a la productividad con la igualdad”.

Posteriormente, Sonia Montaño, Directora de la División de Asuntos de Género de la CEPAL, comentó que en este encuentro se puso el interés en las estadísticas económicas, porque todavía se aprecia lo que se ha dado en llamar “fallas de mercado”, es decir, que las cifras muestran que el mercado deja fuera a muchas mujeres sin tomar en cuentan que también tienen la capacidad de producir.

“Ahora estamos en un punto muy interesante, porque con todo el debate de las encuestas nacionales y de soportes que se están haciendo, no sólo le estamos poniendo valor al trabajo no remunerado de mujeres, sino que estamos haciendo una crítica más a fondo, lo que nos permite colocar los tres pilares de desarrollo: economía, desarrollo social y sostenible tras el significado de la perspectiva de género”, comentó.

En su oportunidad, María Elena Álvarez Bernal, Secretaria Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), aseguró que aunque las mujeres han incrementado su participación en el mercado laboral y han alcanzado importantes logros educativos, aún persiste la desigualdad. Aseveró que en todos los países del mundo, las mujeres siguen ganando menos por igual trabajo y ejemplificó que en el caso de México el índice de discriminación salarial es de 5.3 por ciento.

En este marco, la funcionaria federal resaltó la necesidad de impulsar de manera urgente la generación y la mejora de estadísticas para realizar evaluaciones que permitan conocer el impacto de las leyes, políticas y programas en la vida de las mujeres.

En esta reunión internacional participan representantes de las oficinas de estadística, institutos nacionales y locales de las mujeres, representantes de la academia y responsables de política pública de diversos países de América y Europa, entre otros.