Experiencias de red de mujeres latinoamericanas y del Caribe

Solange Grandjean es la actual Presidenta de la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe en Gestión de Organizaciones – redWIM, y su experiencia en el liderazgo con equipos de trabajo presenciales y virtuales tiene el respaldo de la organización que por 20 años ha mantenido un trabajo ininterrumpido promoviendo la visibilidad de las mujeres en entornos laborales y el empoderamiento a través de la capacitación y del emprendimiento.

La trayectoria profesional y laboral en comunicaciones de Solange Grandjean ha sido tanto en ONGs como en empresas y sindicatos. Es Co-autora de “Las mujeres en las organizaciones de América Latina y el Caribe. Aportes teóricos y Experiencias concretas”. Colombia, 2007.

Con ella conversamos sobre experiencias de la red de mujeres Latinoamericanas y del Caribe. Nos comparte una reflexión valiosa:

«No todas las mujeres tenemos las mismas oportunidades y es nuestro deber devolver a la sociedad lo que hemos logrado para poder apoyar a otras. Uno de los factores positivos del networking es apoyarnos para crecer».

Nos parece valiosa porque la constante es que cuando existen organizaciones de un mismo tipo, la tendencia es hacia la competencia y cuál puede lograr mejor o más alcance. El objetivo de redWIM, de acuerdo a lo que plantea su Presidenta actual, siempre ha sido unir esfuerzos para el bien de todas y todos en la sociedad Latinoamericana y del Caribe.

«Una no sabe todo, pero sabe quien lo sabe y eso es clave para el networking y para ser efectivas. RedWIM es un espacio de investigación, de especialistas en temas de género, de participación, de encuentro. Ahora queremos que se sumen las nuevas generaciones y podamos impactar para que la brecha de género se pueda reducir, en especial para aquellas mujeres que sufren más la inequidad, en este pedacito de historia que nos ha correspondido vivir»,  dice Solange.
RedWIM, en su opinión, ha marcado la diferencia de alguna manera porque aunque las mujeres siempre hemos tejido redes para ayudar a otros, ahora lo hacemos para ayudar a otras, para ayudarnos a nosotras mismas.
En la región, redWIM ha sido innovadora:
«cuando nosotras iniciamos, hace 20 años, esta experiencia, lejos de desunir fue para convocar hacia nuevas experiencias para todas las organizaciones y las mujeres que las integran, un ejemplo de ello fue el programa de e-learning cuando en su momento no existía el concepto».

Compartir esta publicación: