Fanny Edelman

Pionera luchadora comunista y precursora de las batallas femeninas en los siglos XX y XXI. Nació como Fanny Jabcovsky en San Francisco, Córdoba, Argentina el 27 de febrero de 1911; era hija de inmigrantes rusos y polacos que llegaron al país a comienzos del siglo XX. Tras el golpe de Estado de 1930 encabezado por el general José Félix Uriburu, ayudó a los presos políticos de aquella dictadura a través de su participación en Socorro Rojo Internacional. A finales de 1936 contrajo matrimonio con Bernardo Edelman. En septiembre de 1937 llegó a Valencia junto a su marido para participar como voluntaria en las Brigadas Internacionales en defensa de la Segunda República Española. Allí conoció a Miguel Hernández y Antonio Machado, éste último colaboró particularmente con el matrimonio durante una campaña de alfabetización dirigida a los soldados. Tras el avance de las fuerzas fascistas, debió huir hacia Barcelona para luego regresar a Argentina en mayo de 1938.
Fanny participó en cada campaña que solicitara su coraje y su entrega, como la de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, en China, Portugal, Nicaragua, Vietnam y en apoyo al gobierno socialista de Salvador Allende en Chile. Fue una ferviente defensora de los derechos de las mujeres.

En 1972, en representación de la Unión de Mujeres Argentinas, asumió la conducción de la Federación Democrática Internacional de Mujeres, desde donde defendió los derechos de las mujeres y de los trabajadores ante el avance de las dictaduras militares en Latinoamérica. Impulsó el Año Internacional de la Mujer y el Encuentro de la ONU en Nairobi en 1975.

En su lucha por los derechos humanos, durante la última Dictadura argentina presentó unos doscientos testimonios de familiares y víctimas del Terrorismo de Estado en 1978, ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.
El 24 de febrero de 2011, con motivo de su cumpleaños 100, se le realizó un homenaje en el Teatro Nacional Cervantes, del que participaron diversas organizaciones sociales y figuras políticas. En marzo último, recibió la Orden José Martí, la más alta distinción que confiere el Consejo de Estado de la República de Cuba. Fue presidenta del Partido Comunista de la Argentina hasta el día de su muerte, el 1 de Noviembre de 2011.

Compartir esta publicación: