Género y vida cotidiana: acompañamientos

El martes 11 de agosto tuvo lugar el webinar mensual de redWIM y Fundación Esquel sobre «Género y vida cotidiana: acompañamientos». Las expertas encargadas de trabajar este tema fueron:

Dra. Mabel Burín. Psicoanalista. Directora del Programa de Estudios de Género y Subjetividad (UCES) 

Dra. Mercedes López. Dra. en Psicología. Catedrática de Postgrado en Género y Organizaciones (UBA, UCES) 

Dra. Lidia Heller – Dra. en Administración. Advisor de la R.E.D. (Universidad Di Tella). Investigadora y experta en género.

Estas mujeres, pioneras en los estudios de género de nuestro país, fueron tejiendo, en las reuniones previas, la trama de los temas que iban a tratar: ¿Qué es acompañar? ¿Qué es una situación de crisis? Los problemas de la convivencia: malestares y violencias de género que se traducen en síntomas. Resistencias. Visibilización de los recursos. Estrategias de acompañamiento. Cuando el pasado se fue y el futuro no llegó: ¿Re-crearnos o re-imaginarnos?

Así empezó la conversación por facebook Live, con una transmisión cruzada en ambas fanpages: @redWIMlac y @FundacionEsquel

La conducción, impecable, estuvo a cargo de Cecilia Lincango, Coordinadora del área Género Fundación Esquel, desde Quito, Ecuador. 

El espacio de preguntas estuvo a cargo de la co-conductora desde Buenos Aires, Solange Grandjean, Presidenta de redWIM, quien las fue recopilando y resumiendo de ambas plataformas para dar voz a toda la región. Llegaron aportes y dudas desde Chile, Argentina, Colombia, Brasil, Perú, Ecuador y Estados Unidos. Al finalizar, la Ingeniera Lincango realizó una síntesis del foro:

El contexto de pandemia y cuarentena como situación de crisis se expresa subjetivamente a partir de algunas formas: puede ser percibida como catástrofe, colapso o tragedia, pero también puede considerarse como un desafío frente al quiebre de lo anterior y puede tomarse también como una oportunidad. En este sentido el acompañamiento se puede ver en el marco de la convivencia y cómo reflexiones para rediseñar estrategias de y para la vida cotidiana en los diversos ámbitos familiares, sociales e institucionales.

La cuarentena ocasionada por la pandemia ha generado fenómenos adversos, especialmente en mujeres, que se han visto sobrecargadas de actividades que, muchas veces, no son reconocidas. Hoy en día, todos los ámbitos están concentrados en un solo espacio, donde se potencian todas las violencias porque no existe una única forma de violencia, pero si, son las mujeres quienes las padecen con más frecuencia.

En este sentido, el ‘acompañamiento’ y la ‘sororidad’ surgen como estrategias para configurar, desde el ámbito individual hasta el colectivo, nuevas formas de sostenimiento como son las redes para enfrentar, discutir y reflexionar los problemas o encontrar recursos para ayudarse. Las desigualdades se reproducen en los ámbitos laborales y organizacionales porque desde sus inicios estos espacios fueron creados desde una mirada masculina y/o con perspectivas androcéntricas. Entonces, es importante pensar en prácticas coherentes y nuevos diseños organizacionales para cubrir las necesidades de mujeres, y hombres, desde una perspectiva de género. 

Frente a este contexto, se visibiliza la práctica de la sororidad como un espacio vivo que puede empoderar no solo individual sino colectivamente y que puede generar redes solidarias para a partir del acompañamiento. La sororidad puede convertirse en una cadena de reconocimientos, a partir de relaciones positivas y alianzas tanto existenciales como políticas entre mujeres para aportar a terminar con las formas de opresión y contribuir al empoderamiento.  

Las Propuestas principales que dejó este espacio, al cual le faltó tiempo por la riqueza de todas las ideas, fueron:

  • Atención comunitaria como forma de acompañamiento;
  • Resignificar y potenciar con la sororidad como camino;
  • Redes de contención e intercambio como estrategia.

En palabras de Mercedes López:

¨Lograr un criterio de vinculación que no sea el de la desconfianza mutua. ¿A qué tipo de organización social le beneficia que las mujeres permanezcamos alejadas unas de otras, por ende aisladas y más frágiles? Esta idea de sororidad es una modalidad de vinculación positiva entre mujeres, de valoración mutua, de respaldo, de poder generar redes de defensa frente a las diversas violencias patriarcales. Este acercamiento y respaldo mutuo es una fuerte acción política, estratégico-política, para el empoderamiento de las mujeres.¨

Por su parte, la periodista Aída Hernández Rúa, desde Barranquilla, Colombia fue rescatando las frases más importantes y disparadoras de cada una de las expositoras para resumir las ideas.

¨Uno de los slogans de #NiUnaMenos dice: ‘Vivas, libres y sin miedo nos queremos’, una posibilidad de llegar a este objetivo, difícil, complicado y que debe construirse y sostenerse día a día es promover y sostener la ‘Sororidad’¨. Mercedes López

¨En este año tan especial, la crisis nos posibilita pensar en futuros compartidos. Es fácil que cada una/o se proteja detrás de sus privilegios y perciba a las demás personas como una amenaza. No basta, pues, un plan para paliar los daños de esta crisis, sino un trabajo crítico y de introspección que nos ayude a percibir colectivamente por qué y cómo hemos llegado hasta aquí y cómo podemos salir como sociedad.» Lidia Heller

Esta pandemia lo que ha hecho es exponenciar situaciones de injusticia y desigualdad. En el contexto laboral, formal o informal, puso la lupa sobre las inequidades. El home office o teletrabajo plantea y nos desafía a repensar la forma de trabajar y encarar modelos más inclusivos, con otras modalidades de trabajo y del tiempo.

¨En el sentido amplio del término acompañamiento, las estrategias de Redes y Mentoreo puede ser una excelente oportunidad para comenzar a diseñar nuevas prácticas organizacionales que nos aparten del modelo de ‘trabajador ideal’ que provienen de la Revolución Industrial: tomar decisiones bajo viejas creencias nos hará retroceder años en materia de brecha de género. Es necesario aprovechar estos momentos como una oportunidad para replantear la situación de las mujeres en el mundo laboral¨. Lidia Heller

Este espacio mensual, dedicado a los estudios de género, es una iniciativa de Fundación Esquel, Red de Mujeres LAC en Gestión de Organizaciones / RedWim y Counterpart International.

Este excelente conversatorio sobre un tema clave Acompañamientos en la vida cotidiana desde la perspectiva de género fue posible, gracias al trabajo colectivo y en red. Seguimos y seguiremos en este camino. Gracias por acompañarnos.

Compartir esta publicación: