English version

No todas las brechas se cierran: en América Latina tenemos hijos cada vez más jóvenes….

La teoría sugiere que más años de educación y mejores oportunidades y salarios en el mercado laboral para la mujer, tienden a reducir el número de hijos y a aumentar la edad promedio en que las mujeres y los hombres tienen su primer hijo[1]. Estudios sugieren que el costo de oportunidad de quedar embarazadas es más alto para las mujeres de alto nivel educativo ya que potencialmente ellas podrían tener ingresos más altos en el futuro[2].Lo interesante en el caso de América Latina[3], es que a pesar de la convergencia de indicadores de educación, de mercado laboral y de la tasa de fecundidad con países industrializados, en vez de aumentar,  la edad promedio en que hombres y mujeres tienen hijos se ha reducido con respecto a 1975.

El gráfico 1 muestra, por ejemplo, que en 2007 en países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica Ecuador, El Salvador y México, hombres y mujeres tuvieron hijos entre dos a cuatro años más jóvenes con respecto a la edad de los que fueron padres en 1975. En este mismo año, en Colombia, la edad promedio era de 30 años mientras que en 2007 fue de 26.5. En Brasil, en 1975, hombres y mujeres tenían su primer hijo a los 29.5 años, y en el 2007 a los 26.9.

Se esperaría que en 30 años de grandes cambios estructurales en la educación y el mercado laboral para la mujer, esta tendencia convergiera con la de los países industrializados que han aumentado la edad promedio para tener hijos. Por ejemplo, el gráfico 1, muestra que en 1975, los franceses tenían su primer hijo a los 27.7 y en 2007 a los 30.2. La diferencia entre los países industrializados y latinoamericanos seleccionados es de 3 a 4 años.

Gráfico 1. Edad promedio para tener hijos en hombres y mujeres

Nota: Elaboración del autor con base en datos del World Fertility Data 2008. Circa se refiere a “alrededor o cerca del año de referencia”. Crear Circas fue necesario ya que los datos tomados de censos y encuestas de hogares no contenían los años específicos para la comparabilidad entre países. Para mayor información sobre los años de referencia de Circa 1995, 2000, 2005 y 2008 en cada país ver: United Nations, Department of Economic and Social Affairs, Population Division (2009). World Fertility Data 2008 (POP/DB/Fert/Rev2008).

¿Como explicar, entonces, el patrón latinoamericano? Embarazos en la adolescencia, factores culturales, religiosos y estructurales podrían explicar gran parte de este fenómeno. A pesar de importantes reducciones de embarazos en la adolescencia, América Latina y el Caribe presenta un promedio de 72.3 embarazos por cada 1000 mujeres entre 15 y 19 años. Este número es significativamente más alto que el promedio en Europa (20.4), Este Asiático y Pacífico (18), Medio Oriente (25.6) y está solo por debajo de África Subsahariana (115.2). El caso de Colombia (gráfico 2), muestra que el porcentaje de embarazos en la adolescencia ha aumentado en todos los quintiles de ingreso, pero particularmente entre mujeres adolescentes de altos ingresos.

Gráfico 2. Embarazo en la adolescencia (% de mujeres15 a 19 años que tienen hijos o están embarazadas)

Nota: Elaboración del autor con base en datos de Health Nutrition and Population Statistics by Wealth Quintiles, World Bank.

Esta complejidad sugiere que es necesario mirar más allá de los grandes agregados sociales y observar algunas microtendencias del comportamiento sexual en adolescentes, por grupos de edades, quintiles de ingreso, nivel educativo, afiliación religiosa e inclusive sector de residencia. Factores generacionales como la sexualidad en la adolescencia, factores religiosos (ilegalidad, condena social y psicológica del aborto), familiares, psicológicos o culturales, deben ser investigados para explicar estas tendencias. ¿Qué determina la decisión de tener hijos en la región? ¿Son los embarazos en la adolescencia realmente no deseados? Nuestro equipo seguirá analizando este tipo de microtendencias socio-económicas estructurales de la región.

[1] Eckerman-Yarger, J. (2010). School Enrollment and Unintended Pregnancy in Early Adulthood: Preliminary Results from an Online Weekly Survey. University of Michigan, Population Studies Center Research Report 10‐72.

[2] Rich, L.M. and Kim, S. (2002). Employment and the Sexual Reproductive Behavior of Female adolescents. Perspectives on Sexual and Reproductive Health, 34: 127-134.

[3] Estos datos no incluyen información sobre el Caribe.

Compartir esta publicación:

Aída Hernández Rua

Las redes sociales y las plataformas online nos invitan a estar abiertas al cambio, a nuevas propuestas y proyectos, de cómo producir medios online, acompañado del discurso de género.¨

Barranquilla, Colombia

Mariana Gaba

En el contexto actual de COVID-19, los varones se están dando cuenta de cuanto es el trabajo doméstico y lo importante que es. Es una buena oportunidad para ver qué van a hacer las organizaciones ahora, porque la nueva normalidad es una invitación a relfexionar.

Argentina/ Santiago. Chile

Silvia Salinas Mulder

La inteligencia artificial puede contribuir a eliminar o a acortar las foras de discriminación y las brechas de género en las empresas (mientras nosotras/os nos deconstruimos.

La Paz, Bolivia

María Eugenia Romero

Hay un gran potencial de las mujeres en los estados, que con capacitación y solidaridad de las otras puede despegar.

D.F., México

Fabiola Amariles

La teoría feminista le agrega a la disciplina de la evaluación elementos como por
ejemplo examinar los asuntos del poder, ver cuáles son las transformaciones que se
deben hacer.

Cali, Colombia

Martha Lanza Meneses

Asumir una actitud interpeladora, es cuestionar el concepto del ‘desarrollo’ que tiene
un marco estructural muy arraigado, presentar alternativas al desarrollo re-pensando
la relación del ser humano con el planeta, la reproducción de la vida y las
cosmovisiones de las mujeres.

La Paz, Bolivia

Lidia Heller

El concepto de ‘empoderamiento’ viene y surge del feminismo.

Buenos Aires, Argentina

Alma Hernández

La redWIM es un espacio ideal para aprovechar oportunidades y demostrar que
unidas, nosotras las mujeres, podemos lograr un mundo más equitativo.

La Habana, Cuba.

Sara Ortíz Cantú

RedWIM es un espacio de convergencia, donde exponemos y compartimos, ideas,
proyectos, experiencia, conocimientos y generamos confianza, con el objetivo de
apoyar el desarrollo de las ujeres en gestión de organizaciones.

Guadalajara, México

Alicia Arias

Para mi la redWIM constituye un espacio de encuentro, en el que todas podemos aprender a trabajar conjuntamente para lograr nuestros proyectos.

Quito, Ecuador.

Adriana Alonso Rozo

La RedWIM es inspiración para trabajar por la equidad de género. Para hacer un mundo más sostenible con igualdad de oportunidades para las mujeres y los hombres.

Medellín, Colombia.

Solange Grandjean

Hay que ser conscientes de que el networking es un concepto exponencial y que una red lleva tiempo y responsabilidad y, se va desarrollando a lo largo de los años.

Buenos Aires, Argentina