English version

Toribia Venado Venado

Ejemplo de superación. Toribia Venado  siempre se ha mostrado orgullosa de sus orígenes. Nació en un hogar indígena, creció rodeada de muchas limitaciones (incluyendo la discriminación), pero supo salir adelante y romper con estigmas que enfrentan muchos indígenas de nuestro país… que eran más marcados hace 50 años.Hoy es un ejemplo de superación, al ser la mujer Ngäbe-Buglé con más preparación académica en Panamá (2 licenciaturas, 1 maestría, y 3 postgrados).

Toribia Venado Venado  explicó el camino que debió recorrer hasta llegar a ser hoy la subdirectora del Instituto Nacional de la Mujer, lo que la convierte -a su vez- en una de las indígenas con mayor presencia dentro del Gobierno.

La subdirectora del INAMU es fiel creyente de los derechos de la mujer, que deben ir de la mano de la educación. Para ella, la mujer debe prepararse para ser una buena administradora, buena política y buena conciliadora. También se ha enfocado en temas relacionados con los niños y los adolescentes, el VIH/Sida y la salud sexual y reproductiva.

Además, ejerce como Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas en Panamá (CONAMUIP), y en la Asociación de Mujeres Ngäbe Buglé; enfocándose siempre en las adolescentes, que son el futuro del país.

Uno de sus proyectos actuales tiene como objetivo la creación de una escuela para la formación política de mujeres Ngäbe.

R7: Muchas mujeres indígenas, desde la edad de la pubertad, ya inician vida de pareja y tienen hijos ¿cómo hizo usted para ser diferente? ¿Qué pensamientos tenía?

Toribia Venado: Desde chica cayeron en mis manos libros de lectura de vidas ejemplares. Eso llamó mi atención y me motivó a concentrar todos mis esfuerzos en estudiar, para no seguir la tradición cultural; no deseaba que me pasara lo mismo. Lo miraba como enorme limitación para la vida y futuro de una niña indígena y yo no quería eso para mí.

R7: ¿Conoce usted la visión que tenía su padre al cambiar los esquemas (con usted) de educación de la mujer indígena?

TV: Mi padre Toribio (quien nunca fue a una escuela) decía que había que dar oportunidad a las mujeres indígenas para que estudiaran, si no ¿cómo se pensaba que la comarca saldría adelante si las mujeres no estudiaban? Siempre en las reuniones con la comunidad decía eso, abogaba para que las niñas Ngäbes pudieran estudiar, y lo practicó conmigo.

R7: ¿Sabe por qué heredó el nombre de su padre?

TV: Una vez me dijo que ese nombre era especial, y significaba que yo debía luchar día a día para dejarlo en alto, que estaba fuertemente vinculada a una historia de vida ejemplar y valiente, un estandarte impreso con nuestro nombre (Toribio y Toribia).

R7: Tiene alguna anécdota de discriminación por ser indígena?

TV: Muchas. En los primeros grados de escuela primaria, algunos residentes no indígenas de mi comunidad (personas adultas), cada vez que pasaba hacia la escuela, me decían epítetos discriminatorios por ser indígena. Pero mientras crecía, iba transformando esos desprecios en una especie de caparazón y fuerza interna… decidida a que jamás me dejaría amedrentar, comprometida con superar todo obstáculo. Sin embargo, puedo asegurarle que en mí, la discriminación aún continúa solapadamente.

R7: ¿Cómo fue su proceso de estudio? ¿Alguien la ayudó a estudiar? ¿Ganó alguna beca?

TV: Don Guillermo Elías Quijano (Q.E.P.D.) me consiguió la primera beca por mis buenas notas, después siempre concursé para obtener becas hasta graduarme de VI año en el Instituto Nacional. Al salir de secundaria, fue difícil lograr ese apoyo, había becas pero no para mí, por lo que tuve que trabajar para pagar mis estudios universitarios.

R7: ¿Por qué decidió estudiar como primera carrera la enfermería?

TV: Mi padre me motivó a estudiar enfermería por la proyección social para la comunidad que él veía en esa profesión. Aparte, admiraba la disciplina y formación de la enfermera.

R7: ¿Cuál fue su mayor motivación para tener tantos títulos?

TV: Fui observando que las personas conocidas estudiaban muchísimo, me propuse seguirlas a corta distancia.

R7: ¿Está casada, tienes hijos y qué información les transmite a ellos?

TV: Estoy casada y tengo cuatro hijos. Les transmito el valor del respeto y tolerancia, la importancia del estudio y dedicación en lo que cada uno hace, de ser posible, llegar a la excelencia. No olvidar nuestro origen cultural, ser agradecidos con Dios y revertir nuestro compromiso con la comunidad.

R7: ¿Tiene alguna persona en especial a quien quisiera agradecerle la ayuda para estar donde está hoy?

TV: Sí, agradezco al presidente Ricardo Martinelli por haberme dado la oportunidad de participar en su gestión de gobierno, al ministro Guillermo Ferrufino, así como a la directora del Instituto Nacional de la Mujer, Licda. Markelda de Herrera, por apoyarse en mí. Pero sobre todo, agradezco a mi pueblo Ngäbe-Buglé, fuente de todas mis motivaciones diarias.

R7: ¿Tiene aspiraciones políticas para el futuro?

TV: No. Me gusta realizar trabajos técnicos, asesorar, orientar y acompañar gestiones o procesos públicos, privados o comunitarios.

Formación

  • 2008: Maestría en Mediación, Negociación y Arbitraje. Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología de Panamá, ULACIT.
  • 2008: Postgrado en Métodos Alternos de Resolución de Conflictos. ULACIT.
  • 2007: Postgrado sobre Economía, Género y Desarrollo. Universidad de Panamá.
  • 2006: Postgrado en Docencia Superior. Universidad de Panamá.
  • 2004: Diplomado en Promoción de la salud y salud ocupacional. Universidad de Panamá.
  • 1999: Licenciada en Derecho y Ciencias Políticas. Universidad de Panamá.
  • 1980. Diploma de Enfermera. Universidad de Panamá.

Compartir esta publicación:

Aída Hernández Rua

Las redes sociales y las plataformas online nos invitan a estar abiertas al cambio, a nuevas propuestas y proyectos, de cómo producir medios online, acompañado del discurso de género.¨

Barranquilla, Colombia

Mariana Gaba

En el contexto actual de COVID-19, los varones se están dando cuenta de cuanto es el trabajo doméstico y lo importante que es. Es una buena oportunidad para ver qué van a hacer las organizaciones ahora, porque la nueva normalidad es una invitación a relfexionar.

Argentina/ Santiago. Chile

Silvia Salinas Mulder

La inteligencia artificial puede contribuir a eliminar o a acortar las foras de discriminación y las brechas de género en las empresas (mientras nosotras/os nos deconstruimos.

La Paz, Bolivia

María Eugenia Romero

Hay un gran potencial de las mujeres en los estados, que con capacitación y solidaridad de las otras puede despegar.

D.F., México

Fabiola Amariles

La teoría feminista le agrega a la disciplina de la evaluación elementos como por
ejemplo examinar los asuntos del poder, ver cuáles son las transformaciones que se
deben hacer.

Cali, Colombia

Martha Lanza Meneses

Asumir una actitud interpeladora, es cuestionar el concepto del ‘desarrollo’ que tiene
un marco estructural muy arraigado, presentar alternativas al desarrollo re-pensando
la relación del ser humano con el planeta, la reproducción de la vida y las
cosmovisiones de las mujeres.

La Paz, Bolivia

Lidia Heller

El concepto de ‘empoderamiento’ viene y surge del feminismo.

Buenos Aires, Argentina

Alma Hernández

La redWIM es un espacio ideal para aprovechar oportunidades y demostrar que
unidas, nosotras las mujeres, podemos lograr un mundo más equitativo.

La Habana, Cuba.

Sara Ortíz Cantú

RedWIM es un espacio de convergencia, donde exponemos y compartimos, ideas,
proyectos, experiencia, conocimientos y generamos confianza, con el objetivo de
apoyar el desarrollo de las ujeres en gestión de organizaciones.

Guadalajara, México

Alicia Arias

Para mi la redWIM constituye un espacio de encuentro, en el que todas podemos aprender a trabajar conjuntamente para lograr nuestros proyectos.

Quito, Ecuador.

Adriana Alonso Rozo

La RedWIM es inspiración para trabajar por la equidad de género. Para hacer un mundo más sostenible con igualdad de oportunidades para las mujeres y los hombres.

Medellín, Colombia.

Solange Grandjean

Hay que ser conscientes de que el networking es un concepto exponencial y que una red lleva tiempo y responsabilidad y, se va desarrollando a lo largo de los años.

Buenos Aires, Argentina